Texto de Sala – Estereotipos

Las imágenes que la mayoría de los videojuegos han perpetuado desde su origen son estereotipos sociales muy discutidos hoy en día por su carácter irrespetuoso, excluyente y hostil hacia determinados segmentos de la sociedad, en concreto las acusaciones de machismo y racismo se han hecho patentes. El sujeto hegemónico es el hombre blanco heterosexual, mientras que la mujer,  cuando aparece,  lo hace como personaje secundario e hipersexualizada. La diversidad, ya sea esta funcional o sexual, está infrarrepresentada. Y la presentación de los enemigos suele escoger enemigos políticos en el imaginario occidental, ya sean terroristas representados como personas de oriente próximo, latinos o comunistas, según la época histórica, legitimando discursos de odio. Por fortuna, aunque de modo todavía insuficiente, empiezan a incluirse personajes más diversos y menos estereotipados.